;

COMPETITIVIDAD

Todos lo  hemos escuchado la frase de…»llevo 20 años haciéndolo de la misma forma y me ha ido bien, ¿Por qué tengo que cambiar?» Que levante la mano el que nunca haya escuchado esto en boca de un empresario o directivo. La competitividad empresarial pasa por evolucionar, quedarse anclado en el pasado no trae nada bueno. Tratar de dirigir hoy en día una empresa como se hacía hace 20 años, o incluso podríamos decir menos, es un error de bulto.

En los años 90, en nuestro país, el mercado empresarial se caracterizaba por una cosa: la falta de inversión en tecnología (ya no digamos investigación y desarrollo). Si había que producir más porque la fábrica no daba abasto, se hacían horas extras (sin pagarlas claro, hay que ser competitivo). Contaré una historia: hace un tiempo, un dirigente empresarial muy famoso de España, cuya empresa está muy de moda, se atrevió a hacer unas declaraciones sobre el mercado laboral. Ese mismo día, una señora, muy indignada, llamó por la tarde a un programa de la Cadena Ser. La mujer, muy enfadada, explicaba como ese señor los obligaba a trabajar 60 horas a la semana y cobraban por 20. Si lo que habéis leído. Lo más triste, es que a la mujer en cuestión, cuando se hizo mayor, la echaron, a ella  y a su marido, que también trabajaba en la empresa.

Ser competitivo pasa, primero, por una gestión excelente de la empresa

Esta historia, totalmente verídica, podría aplicarse a cualquier empresa española de los años 90. Bueno, en realidad podría aplicarse a muchas de hoy en día. ¿Qué refleja esto? Muy sencillo FALTA DE COMPETITIVIDAD. Si, así de claro. Recurrir a no pagar a los trabajadores  para poder competir es porque hay problema de fondo. Ese problema, no es ni más ni menos, que la falta de competitividad.  ¿Alguien se ha preguntado alguna vez por qué los países más competitivos son los más avanzados tecnológicamente?

evolucion tecnologica
Evolución de los medios de comunicación

Ser competitivo no es más que buscar hacer las cosas mejor que tus competidores. Así de sencillo. Para ello la empresa ha de estará bien gestionada en todos los ámbitos, sobre todo el financiero. Una  empresa llena de deuda difícilmente será competitiva, estará trabajando para pagar intereses, en vez de para crecer. Para mejorar hay que invertir, y para ello es necesario tener dinero. Lo fácil es optar por reducir costes laborales, algo a lo que contribuyen las políticas gubernamentales. Dotar a la empresa de mayor competitividad, en el fondo, es una inversión para ser mas productivo, lo que generará más riqueza en la empresa y tendremos más dinero para seguir invirtiendo. Es un círculo.

Pensemos en dos empresas, por ejemplo una distribuidora de bebidas. las dos exactamente iguales. Las dos fabrican lo  mismo, tienen el mismo número de empleados, los mismos clientes…Hasta tienen las mismas rutas de reparto y las hacen a la misma hora…Sin embargo, existe una pequeña diferencia: la empresa A compró un camión nuevo hace unos meses mucho más potente que el anterior y con más capacidad de carga. La empresa B, sigue con su camión de hace 15 años por que su dueño considera que es un gasto innecesario. Debido a esto, la empresa A hace el reparto en menos tiempo, por lo que su jefe ahora, si quiere, están en condiciones de buscar más clientes y atenderlos igual de bien. ¿Qué pasa con la empresa B? Pues que debido a su falta de visión se volverá menos competitiva y poco a poco irá «cediendo terreno».

¿Cómo ser más competitivo?

La clave está en aprovechar todas las posibilidades que tenemos a nuestro alcance:

1-Buena gestión de la empresa: es básico y fundamental. Para ser competitivo la empresa tiene que tener una gestión perfecta en todos los ámbitos.

Error: no dar importancia a áreas como la estrategia, las finanzas o el marketing son un error que se acaba pagando.

2-Vivir en el presente: el mundo evoluciona y lo hace muy rápido. Es importante que los directivos sepan ver los cambios sociales que se avecinan y se adapten a ellos.

Error: creer que la forma de trabajar de hace 20 años funcionará dentro de otros 20 es como pensar que el tiempo va hacia atrás

3-Mira al futuro: hay que tratar de anticiparse al futuro y a sus cambios. Ser el primero en hacer algo aporta una ventaja competitiva que nos dará una  mejor posición sobre nuestros competidores.

Error:pensar que las cosas que gustan a las nuevas generaciones no tienen importancia….¡ellos son quien comprar tus productos el día de mañana!

4-Cuida a tus empleados: sí, está muy relacionado con la productividad. Cuando más contentos estén los trabajadores más van a rendir y más van a preocuparse de tu negocio. Empleados enfadados y molestos son como un parásito, no te das cuenta, pero te comen por dentro.

Error: no valorar a los empleados y pensar que deben estar agradecido porque les des trabajo.

5-Ayudate de la tecnología: si hay una máquina que hace algo mucho más rápido los humanos…¿por qué no comprarla? El tiempo es dinero y producir más rápido y en mejores condiciones mejora la competitividad.

Error: creer que invertir en tecnología es tirar el dinero

6-Rodeate de buenos profesionales: sí, debes contratar a los mejores, no a todos los amigos, primos, vecinos….¿Por qué? Por que los buenos empleados son los que aportan valor a tu empresa y la harán crecer, empleados mediocres sólo restar competitividad!!

Error: creer que las personas cercanas van a aportar más a tu organización por el simple echo de que los conoces

Ser competitivo es una de las cuestiones pendientes de nuestra economía. Las empresas han de hacer un esfuerzo extra por mejorar en este aspecto. Para ello han de ser conscientes de lo rápido que evoluciona el mundo, que lo de ayer no vale hoy y  mucho menos mañana. Deben saber que la tecnología está para  ayudar y que el capital humano, es de capital importancia (valga la redundancia) dentro de la empresa. Ser competitivo pasa, primero, por una gestión excelente de la empresa en todos los aspectos. Por ello, es necesario sentar primero unos buenos cimientos, y luego hacer crecer y mejorar la compañía.

Leave a comment