;

El nuevo paradigma de la gestión empresarial

El mundo del año 2019 evoluciona más rápido que nunca. Lo que es válido para hoy, mañana se queda obsoleto y en dos meses ya nadie se acuerda de que existe. La velocidad con la que giran las cosas va más deprisa que nunca. El mundo de los negocios no es ajeno a esta forma de interactuar. Las nuevas tecnologías, la digitalización, las «nuevas formas de economía» han dado paso a una nueva forma de hacer negocios.

Errores que pueden llevar a tu empresa a la ruina

Si bien es cierto que todos somos capaces de ver que los cambios se producen cada vez más rápido…¿somos capaces de adaptarnos con la misma velocidad? He aquí una de las preguntas clave. En los negocios, tener la habilidad de reaccionar con rapidez es fundamental. Para que esto sea posible es imprescindible que los directiv@s de las empresas tengan la capacidad y la visión para hacerlo. Hoy en día ya no vale la idea de «llevamos toda la vida haciéndolo así». Esto puede ser sinónimo de que tu empresa está a punto de tener problemas. Hoy, más que nunca, el paradigma ha de ser » veamos lo que vamos a hacer en el futuro». Esto es la visión estratégica de la empresa.

No todos los dirigentes tienen la capacidad para pensar así. Esto puede deberse a  múltiples factores. Es en este punto donde una consultoría estratégica puede ayudar a tener un punto de vista diferente.  A veces, con la vorágine del día a día, los directivos  pierden un poco su razón de ser. Pasan a centrarse en la gestión diaria de la empresa y dejan de lado la visión estratégica y su diseño. Lo más importante a día de hoy si quieres que tu empresa vaya bien no es pensar en lo que has hecho hasta ahora, si no pensar en lo que vas a hacer a partir de hoy.

Vivir del pasado no es bueno en casi ningún ámbito de la vida. En los negocios menos. Debemos estar en continua evolución, pensando en cómo mejorar, como hacer las cosas diferentes, como ser mejores que nuestra competencia y como ser diferentes. Esa es la clave. Si somos capaces de ir  un paso por delante tendremos nuestro trozo de mercado más que asegurado. Por el contrario, ir a remolque supone quedarse rezagado y  que nuestros competidores estén cada vez más lejos de nosotros.

Por tanto, el nuevo paradigma de las empresas y sus directivos está relacionado con la visión estratégica futura. Nunca ha tenido más sentido tratar de ver por dónde van a ir las cosas. No se trata de tratar de predecir el futuro, se trata de inventarlo. Ser capaz de hacer algo diferente y mejor que tu competencia es clave. La visión estratégica es como esa brújula que guía a los marineros en el mar.

Contar con la ayuda de una consultoría de estrategia empresarial puede resultar muy útil. Su experiencia en diversos sectores y empresas hace que su visión estratégica sea mucho más completa. Como directivos hay que ser inteligente. Pedir ayuda a aquellos que son especialistas en un ámbito, como puede ser las consultoría estratégica, puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso.

7+1 ERRORES que dicen que tu empresa carece de estrategia