La estrategia empresarial, a pasar que muchos directivos no le dan importancia, es fundamental para el éxito empresarial. Por eso, en este artículo, explicamos los principales errores que cometen las empresas en este sentido:

1-Reutlizar un plan estratégico antiguo. Cuando la empresa desarrolla un plan de éxito, creemos que éste va a funcionar eternamente y volvemos a llevarlo a cabo. Es un error grave, el plan estratégico nace para marcarse unos objetivos y cumplirlos  en base a la posición que ocupa la empresa. Cuando ésta posición cambia y los objetivos se han cumplido es hora de hacer uno nuevo, con nuevos objetivos y metas que cumplir.

2-Hacerlo complicado: el plan estratégico no tiene por qué ocupar cientos de páginas, lo importante es que sea claro, sencillo y conciso. Debe ser fácil de comprender. Un buen plan estratégico ha de ser resumido en unas pocas páginas. Esto garantiza que todo el mundo dentro de la empresas se lo lea sin mucho esfuerzo y sean conocedores de cuales son los pasos a seguir.

3-No definir al cliente y sus necesidades: La clave de un buen plan estratégico es saber a quién nos dirigimos, es decir, a nuestros clientes. Si no tenemos claro quienes van a ser los destinatarios de nuestra estrategia difícilmente podremos establecerla con claridad.

10 errores más graves de las Pymes españolas

4- No pensar en la competencia  nin en el mercado. Las empresas no actuán en monopolio. Tienen competidores y luchan en un mercado con una competencia feroz. Por eso, hay que saber perfectamente quién son nuestros competidores, cuales son sus ventajas y cómo estamos nosotros respecto a ellos. Esto nos dará un buena perspectiva de cómo es el mercado lo que ayudará a que la estrategia sea más efectiva.

5- Falta de cooperación de los diferentes departamentos. Una empresa no es sólo un directivo, un gerente, un CEO…es mucho más que eso. Está formada por un conjunto de departamentos que son necesario para la correcta implementación de la estrategia. Si no participan puede que se produzcan tensiones a la hora de implementarla y por consecuencia, de lograr los objetivos. El plan estratégico debe incorporar a todos los directivos de los departamentos claves. Esto hará que el plan sea aceptado y conocido por todos al mismo tiempo que será más completo.

6-Ser poco realista. Hay que ser conscientes de cual es el punto de partida de nuestra empresa. De lo contrario podemos establecer objetivos inalcanzables. Debemos saber cuales son los puntos fuertes y debilidades de nuestro negocio. En qué podemos mejorar y en qué somo buenos. Un plan estratégico no vale de nada si los objetivo son casi imposibles de conseguir.

7-Dejar a un lado las finanzas. La parte financiera siempre es la pata que más cojea en toda empresa.  El plan estratégico debe ir acompañado de números.  Debemos medir lo que nos va a costar implementarlo y cuales van a ser los objetivos económicos. No debemos caer en el riesgo de quedarnos a medio camino porque no tenemos dinero para llevarlo a cabo.

8-No usar KPI de control intermedio. Un plan estratégico es algo a tres o cinco años vista. Pero debemos marcarnos unos objetivos intermedios que habrá que ir cumpliendo para lograr la meta final. Es como subir una escalera, hay que ir peldaño  a peldaño para lograr llegar al último

9- Dejar a un lado la tendencia del mercado. Hoy en día, las empresas trabajan en un mundo global. Lo que ocurre en una parte del mundo afecta a la otra. Esto no tiene que materializarse de forma directa en el sector de la empresa. Puede hacerlo a través de, por ejemplo, subidas de los carburantes. A la hora de redactar el plan de negocio debemos analizar todos aquellos datos que pueden afectarnos y que son ajenos a la empresa.

Principales errores a la hora de dirigir tu empresa

10-No tener margen de maniobra: El plan estratégico no es algo cerrado e intocable. El mundo de hoy avanza a velocidad de vértigo y tres o cinco años, es mucho tiempo. Debemos estar preparados para tener controlado en todo momento el plan, monitorizarlo y saber adaptarlo si es necesario por el camino.

10+1- No tener plan estratégico: Entendemos que es algo tan básico que casi no debería estar en esta lista. Lo cierto, es que, desgraciadamente, muchos directos siguen sin dar importancia a la estrategia empresarial. En el mundo de la empresa y la gestión tener una estrategia es fundamental, es la guía que nos marcará el camino a seguir. A veces se nos olvida que hasta en las cosas más sencillas hay una estrategia detrás, como en un partido de fútbol por ejemplo.

¿Alguien se imagina a once personas corriendo detrás del balón como locos sin saber que hacer? La respuesta es que no, que deben estar organizados y seguir un plan que su entrenador les ha explicado. Los niños cuando juegan al futbol lo hacen de esta forma. Todos corren detrás del balón sin sentido ni organización, esto es lo que  los diferencia de los equipos bien organizados y serios de los adultos.

Y tu…vas a permitir que tu empresa sea como un grupo de niños corriendo sin sentido o como un equipo de profesionales que trabajan con orden y sentido.

Conoce nuestros servicios de estrategia empresarial

Consultoría estratégica

 

 

Port Relacionados