;

La estrategia empresarial: Cómo hacer un plan estratégico en 4 pasos

La estrategia empresarial es algo fundamental dentro de la gestión de toda empresa. Definir cuál es el lugar que queremos ocupar en el futuro dentro de nuestro mercado es clave para garantizarse la supervivencia y la sostenibilidad de la compañía.  A menudo pensamos que la estrategia empresarial es sólo para las grandes empresas. Esto no es así, tanto las grandes como las pequeñas tienen las mismas necesidades. La planificación estratégica es cómo la brújula que guía a un barco  por el océano. Ningún capitán saldría al mar sin ella. La brujula o gps de nuestra empresa es el plan estratégico.

En este artículo os vamos a explicar en cuatro sencillos pasos como dotar a vuestra empresa de estrategia y hacer un plan estratégico:

Plan estratégico: como dotar a nuestra empresa de estrategia empresarial

  1. Donde está nuestra empresa: lo primero que debemos hacer es saber exactamente en qué situación está nuestra empresa. Nos referimos a todos los sentidos. Ventas, crecimiento, deuda, persona, rentabilidad etc. En ocasiones, los propios directivos no pueden llevar esta tarea de forma objetiva, ya que tienden a sobrevalorar su empresa. Esto se debe a que, hacer lo contrario, sería como admitir errores propios. Esta parte del trabajo es fundamental si queremos que el plan estratégico tenga éxito. Si no lo hacemos bien podemos poner en peligro a la empresa. Por eso, para ser objetivos al 100% es mejor contratar a una consultoría estratégica externa que nos ayude.
  2. ¿Qué objetivos estratégicos tenemos? La estrategia pasa siempre por establecer objetivos. Estos han de ir en relación a lo anterior. Si somos muy optimistas valorando nuestra empresa, probablemente establezcamos objetivos muy ambiciosos y de difícil consecución. Por este motivo, el punto anterior es clave. Ser realista y objetivo es la mejor forma de conseguir las metas estratégicas a largo plazo.
  3. Plan estratégico: Muchas empresas cometen el error de tener objetivos a largo plazo que sólo están en la cabeza de los directivos de más alto nivel. Debemos plasmar todo y de forma detallada en un plan estratégico que nos servirá como guía en todo este proceso. En él han de participar todos los departamentos de la empresa y todos han de aportar su punto de vista, de forma objetiva. No tener en papel cuales son las metas de la compañía nos llevará a improvisar y esto siempre supone pérdidas de tiempo y dinero. Una de las mayores ventajas que presentan las empresas que tienen un plan estratégico es que son más eficientes y efectivas.
  4. KPI: Los KPI son controles que hemos de realizar para ver si los objetivos están siendo cumplidos y de la forma que tenemos prevista. A veces, las cosas no van como pensamos. No pasa nada. El plan estratégico es un documento abierto. Puede sufrir modificaciones y cambios pero para ello ha de estar escrito y mucho más importante, ha de estar controlado.

La estrategia empresarial es fundamental en toda empresa. Mejorará la eficiencia y efectividad de la misma. La rentabilidad se verá incrementada y trabajaremos con sentido. Muchas veces las Pymes van al día. Esto supone perder tiempo y recursos. Debemos tener la mirada puesta en el largo plazo y con objetivos claros para derrotar a nuestra competencia. Un plan estratégico con una buena estrategia es una ventaja competitiva que tendremos sobre nuestros competidores.

Agile Management: agilidad, flexibilidad y eficacia

Port Relacionados